lunes, 1 de agosto de 2011

Retirada Soviética de Afganistán


En 1988 los gobiernos de Afganistán, Pakistán, Estados Unidos y la URSS (estos dos últimos como garantes del tratado), firman los acuerdos de Ginebra. Donde se pone fin a la intervención soviética en Afganistán, aunque estos ya habían dado la orden de retirada el 20 de julio de 1987.

La retirada de las tropas es planeada por el comandante de 40 Ejército, Teniente General Boris Gromov, realiza una retirada progresiva y con un número de bajas mínimas, por su actuación al final del conflicto le fue concedida la medalla de Héroe de la Unión Soviética. Posteriormente llegaría a ocupar el cargo de ministro, en la vida civil ganaría las elecciones para alcalde de Moscú.

En seis semanas Gromov consiguió retirar 20.000 hombres, la retirada se produjo a través de puentes aéreos entre Bagram y la URSS, quedando el material pesado en manos del ejercito afgano que pronto lo utilizaría y bien para enfrentarse a los Muyahidines.

Durante la retirada los soviéticos dejaron en manos del gobierno afgano la retirada de más de 30 millones de minas, pero la mayoría de los campos estaban bien delimitados en los mapas, algo que facilito su búsqueda.

Una fría madrugada de febrero un convoy soviético compuesto por siete mil hombres y cientos de vehículos se dirigía por hacia la frontera norte de Afganistán, cruzaron el “puente de la amistad” (construido por los soviéticos en 1982 para llevar suministros) sobre el río Amu Darya. En el ultimo vehiculo que cruzo el puente iba el Teniente General Gromov convirtiéndose en el ultimo soviético que abandonaba el país tras una intervención armada de casi una década. 



Las fuentes soviéticas oficiales hablan de 14.453 muertos, 417 desaparecidos y 415.932 enfermos durante los diez años en Afganistán. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada